miércoles, 30 de agosto de 2017

Non enim ut vas; ita mens; quoque impleri; opus habet:

[ Porque no es sólo un vaso,
ocurre con la mente,
que para ser llenada, trabajo requiere: ]

Lucius Mestrius Plutarchus
Moralia
De recta ratione audiendi
[El Arte de escuchar]
Tomo Primero, libro III.




Non enim ut vas, ita mens quoque impleri opus habet: sed fomitem tantum et alimentum (sicut materia incendenda) requirit qua incitetur ad inveniendum, et ad veritatis indagationem feratur. (*)

[ Porque no es sólo un vaso, la mente para ser llenada trabajo requiere: no sólo tiene necesidad de alimento y comida, como la leña, sólo necesita una chispa que la encienda, lo que infunde el impulso a la búsqueda y el deseo de la verdad ] (**)



(*) "Scripta Moralia Graece et Latine", Fredericus Dübner, Editore Ambrosio Firmin Didot, Parisiis, 1841.  Edición de Moralia a través de Google Libros.

(**) Traducción de este humilde bloggero.

"(Le donne) non sono vasi da riempire ma un fuoco da accendere"


Para la creación de esta entrada, la cual fue inspirada a partir de una de tantas traducciones erróneas y sin correspondiente cita bibliográfica, resulto fundamental que luego de días de navegar por Internet hallase el articulo de Claudio Della Volpe (@devoldev): Citazioni e memi

A continuación les ofrezco una versión en español del mismo:

Renconstruir la historia de los memi (dal greco mímēma «imitazione»), es decir de las ideas guía que han atraversado y atraviesan nuestra cultura no es fácil, pero es muy estimulante. Existe es más, una disciplina, la mimética (pariente de la genética), que sirve a esta razón, pero no soy un cultor; sin embargo debo confesar que me encanta (para los interesados una breve introducción aquí http://it.wikipedia.org/wiki/Meme).

Uno de los argumentos claves de este blog es la didáctica y uno de los memi que constribuye a difundir es el concepto expreso de la frase que aparece repetidamente en la cabecera y seguido citada por Vincenzo Balzani, que ha contribuido a divulgar ese concepto en nuestra comunidad y más en general en aquella científica:

“La didáctica no es llenar un vaso sino encender un fuego”

El sentido parece bastante claro, aunque si estoy seguro que se podría discutir largamente; la didáctica, el enseñar y más en general la educación no son una actividad en la cual un docente vuelca informaciones preconstruidas en la cabeza de un alumno, pero son a punto un proceso en el cual se estimulan primero que nada las capacidades críticas del sujeto aprendiz, construyendo en él el deseo de aprender a partir de la propia realidad, estimulando su deseo y sus intereses (educar viene da e-ducere, tirar afuera); esto tiene obviamente consecuencias luego en todos los estadios del aprendizaje, de la técnica didáctica a la misma verificación, que no puede consistir en un banal test. En sentido más general la mente del muchacho o del alumno o la nuestra no es ni podría ser tabula rasa, también un recién nacido tiene una amplia experiencia sea instintiva que de vida (tiene al menos 9 meses), pero el alumno es, al contrario un sujeto con el cual interactuar y esta interacción, como todas las interacciones cambia ambos sujetos; de otro lado la cultura es por su naturaleza un proceso, por ende no se trata de instalar los memi en la mente de un alumno pero de dejarla descubrir solicitándolo, motivándo a participar y a encontrar una propia vía personal de adquisición y participación, por un proceso que durará toda su vida: enseñar y aprender, que podría por ciertos aspectos ser un meme hijo del primero.

La pregunta a la cual quisiera responder aquí pero es otra; ¿quién ha pensado este meme primero? ¿De dónde nace esta frase? Y aquí se descubre un entero mundo, o en otras palabras aquí, analizando un detalle, descubrimos de poder observar a la entera cultura desde una perspectiva que se nos abre inesperadamente, desde un ángulo que nos consiente de mirar desde éste pequeño ángulo un amplio valle.

"La didáctica no es un vaso de llenar sino un fuego de encender", Teofrasto Ereso, 371 a.C. filósofo y botánico, director del liceo de Atenas.

La cita es sacada de Balzani (pero lo he hecho repetidamente también yo) como una frase de Teofrasto; ¿quién era éste? Un científico naturalístico de época alejandrina, botánico, director del Liceo de Atenas, alumno de Aristóteles, al cual sucedió en la direción del Liceo en el 322 aC; había nacido en Ereso en el 371 a.C. y murió en Atenas en el 287 aC, estamos entonces en un período contemporáneo a Alejandro Magno, que buscó inútilmente de convencerlo a trasladar la sede del Liceo en la recién fundada Alejandría. Que luego se habría convertido en el centro de la cultura de la época.

Asignación creíble, pero no probada.

No existe es más alguna prueba en los textos escritos atribuidos a Teofrasto y que nos han quedado de esta frase; habría podido pensarla y casi ciertamente lo ha hecho como buscaré de probar en esta breve entrada, pero las cosas son más complicadas.

Por miles de años la cultura y los conocimientos humanos se fueron transfiriendo de forma oral; la escritura en su forma moderna existe sólo desde pocos miles de años (5-6000); aún si el simbolismo gráfico es probablemente mucho más antiguo y viene de algunas decenas de miles de años y a las pinturas rupestres, materiales los cuales fueron obra del protoquímico Homo Sapiens Sapiens. Obras famosas nos han sido transmitidas al menos inicialmente sólo de forma oral (Ilíada y Odisea) y han adquirido forma escrita sólo a partir del siglo VI a.C. Más tarde la escritura de muchas obras nos ha sido transmitida a través de la copia a mano porque la impresión es un invento reciente, de mano china, que viene al menos del 7-800 d.C. La imprenta a caracteres móviles también viene de la China y del 1300 d.C, mientras su forma europea (queridos, los europeos del la época, eran ellos los imitadores!! la cultura china, inútil hablar mal hoy, sé que escandalizaré a alguno, pero es muy muy antigua, los griegos, nuestros padres eran salvajes en comparación) viene sólo al siglo XV y a Gutenberg. Actualmente nos asomamos a una forma electrónica, o virtual, como se dice, que ha sido inventada a partir del 1969 (arpanet).

Consideremos que en todos estos casos se podían tranquilamente cometer errores. Cierto, con Internet ha quedado más fácil, sea buscar que engañar, que construir errores aún involuntarios. El falso, la copia aún involuntaria han sido y son aún la norma; con fines nobles una obra atribuida a un autor, pero del cual se tiene razón de sospechar por motivos de contexto (a partir del contenido y de su coherencia o incoherencia con otras informaciones) la efectiva originalidad viene llamada pseudo-epígrafe, y muchas obras famosas son pseudoepígrafes, de hecho le atribuimos a un autor, pero en todo caso son sólo terminadas en el conjunto transmitido de sus obras porque las estaba leyendo y de algún modo ese texto copiado a mano y precioso se ha mezclado con sus papeles, a su vez transportados a una polvorosa biblioteca de papiros; hoy copiamos a la grande porque parece que el corta y pega lo hemos inventado nosotros; pero recuerdo muy bien que mi maestro de latín y griego (la gran Maria Pia Siviero, ¡cuántas cosas me ha enseñado!) nos hablaba de la "contaminatio", o sea de la copia, de la imitación a veces al límite del plagio como de un procedimiento común en la literatura latina y griega. Memi también estos.

Si buscamos en Internet encontraremos que las atribuciones de la frase en cuestión o de otras extremadamente similares es muy, muy variada; les elenco algunas aquí:

– Francesco Gerardi, periodista en http://www.insegnareonline.com/rivista/cultura-ricerca-didattica/scuola la atribuiye a Montaigne (Michel Eyquem de Montaigne (Bordeaux, 28 febbraio 1533 – Saint-Michel-de-Montaigne, 13 settembre 1592) fue un filósofo, escritor y político francés):

“Hay una frase del gran Montaigne que habla del enseñar, un pensamiento de verdad luminoso y que me ha constantemente guiado durante toda esta hermosa experiencia humana y didáctica: “Enseñar ― advierte el gran pensador ― no significa llenar un vaso, sino encender un fuego”.

- El sitio http://aforismi.meglio.it/aforisma.htm?id=8170 que es una recolección elaborada de aforismos y frases célebres la atribuiye a Francois Rabelais (Chinon, 4 febbraio 1494 – Parigi, 9 aprile 1553) è stato uno scrittore e umanista francese)

El niño no es un vaso para llenar, sino un fuego de encender.

Aquí se nota una cierta modificación del contenido, porque sólo el niño viene considerado un fuego de encender y no cualquier alumno.

Como se ve, tenemos aquí una propuesta de origen francés del texto y que viene de pocos siglos atrás; aún más reciente la atribución en idioma inglés:

The Mind Is Not a Vessel That Needs Filling, But Wood That Needs Igniting.

En muchos sitios ingleses esta frase viene atribuida al poeta y dramaturgo irlandés William Butler Yeats (W. B. Yeats (13 June 1865 – 28 January 1939).

Pero ni menos en este caso hay una referencia precisa a una obra del autor propuesto.

Entonces, en conclusión: en Italia la atribuimos a Teofrasto o a autores franceses; en los paises de idioma inglés a Yeats (se encuentra la atribución en 1987, Barnes & Noble Book of Quotations: Revised and Enlarged edited by Robert I. Fitzhenry, Quote Page 112, Barnes & Noble Books, Division of Harper & Row, New York); estoy seguro que buscando en otros idiomas se encontrarían otras atribuciones. Se trata de un meme muy generalizado y convincente.

Pero en fin, ¿cómo están las cosas? Un poco de luz la pueden encontrar en este bello sitio en inglés http://quoteinvestigator.com, donde se estudia el origen de las citas y donde se busca de reconstruir cómo el mecanismo de atribución sea llegado a Yeats, probablemente a causa de un error de lectura en un libro del 1969. Dejo a ustedes el deseo de profundizar. De hecho la única cita documentada de la frase en cuestión se encuentra en Plutarco, propiamente Plutarco de Queronea, Plutarco (en griego antiguo Πλούταρχος, traducido en Plùtarchos; Queronea, 46 d.C./48 d.C. – Delfi, 125 d.C./127 dC) un biógrafo, escritor y filósofo griego antiguo, vivió bajo el Imperio Romano, del cual tuvo también la ciudadanía y donde cubrió encargos administrativos. Estudió en Atenas y fue fuertemente influenciado de la filosofía di Platón (cosa que nos resultará útil saber en futuro).

En los Moralia, una recolección de varios textos a él atribuidos, pero de los cuales algunos pseudo epígrafes, en particular en el texto "El arte de escuchar" escribe:

Algunos alumnos no quieren tomarse las molestias cuando están por su cuenta, pero se las procuran al maestro, haciendo continuamente preguntas sobre los mismos argumentos, como pajaritos desplumados que están siempre a boca abierta hacia la boca de otros y quieren recibir todo ya listo y predigerido por los otros. Así “el camino corto se vuelve largo”, como dice Sófocle, no sólo para ellos, sino también para los demás: de hecho, interrumpiendo en continuación al maestro con preguntas vacías y superficiales, como si estuviesen de excursión, dificultan el andamiento regular del aprendizaje, que sufre interrupciones y retrasos. A los perezosos, luego, recomendamos que, una vez que hayan comprendido los puntos esenciales, metan junto el resto solos, y guíen la búsqueda con el recuerdo (de aquello que han ya aprendido), y, luego tener acogido lo dicho por otros como un principio y una semilla, la desarrollen y la hagan crecer. De hecho la mente no tiene necesidad, como un vaso, de ser llenada, sino, como leña de arder, tiene sólo necesidad de una chispa que la encienda, que les otorgue el impulso a la búsqueda y al deseo de la verdad.

(Plutarco di Cheronea, El arte de escuchar, 47 F – 48 C)

Finalmente tenemos una cita cierta y verificable. ¿Pero nos alcanza? ¿Quién era Plutarco?

Era un estudioso humanístico, histórico, autor de las “Vidas paralelas”, notable conocedor sea de Teofrasto que de Platón, personaje totalmente diferente de Teofrasto que era en cambio un estudioso de carácter naturalístico.

Partiendo de una observación contenida en la entrada http://quoteinvestigator.com he ido a la búsqueda de la frase en los textos precedentes a Teofrasto y algo se encuentra. No entiendo aquí que se encuentre la misma frase, pero se encuentran probablemente los predecesores de este meme del cual hablamos.

En "La República" de Platón, libro 7 está escrito:

«Si esto es verdad», dijo, «debemos concluir que la educación no es como la definen ciertos que se profesan filósofos.

Ellos sostienen de inculcar la ciencia en el alma que no la posee, casi instilaran la vista en ojos que no ven». «En efecto sostienen esto», confirmó.

«Pero el discurso actual», insisten, «revela que esta facultad inherente en el alma de cada uno y el órgano que permite de aprender deben ser distraídos del convertirse en un conjunto a toda el alma, así como el ojo no puede girarse de la oscuridad a la luz sino junto al entero cuerpo, hasta que no resulten capaces de mantener la contemplación del ser y de su parte más brillante; esto, según nosotros, es el bien. ¿O no?» «Sì ».

«Puede entonces existir», prosiguió, «un arte de la conversión, que enseñe el modo más fácil y eficaz de girar ese órgano. No se trata de instilares la vista, bien sí , presuponiendo que la tienen, sino que no sea dirigido en la justa dirección y no mire allá donde debería, de trabajar para orientarlo para ese lado».

En efecto esto, la negación de la idea que sea posible inculcar el conocimiento como una suerte de fluido de transmitir se encuentra también en el Simposio:

Platón, Simposio (175d-e).

Entonces Agatone, que se encontraba solo sobre el último sofá, le dice en seguida: “Viene aquí, Sócrates, siéntate a mi lado, que yo pueda aprender en seguida por contacto directo tus pensamientos allá en el vestíbulo; a algo deben haber conducido tus reflexiones, si no estarías aún allí”. Sócrates se sentó y dice: “Sería una buena cosa, Agatone, si los pensamientos pudiesen deslizarse desde quien más tiene a quien tiene menos por contacto directo, cuando estamos al lado, tú y yo; como el agua que, atraves un hilo de lana, pasa de la copa más llena a la más vacía. Si es así, quiero en seguida meterme a tu lado, para que tu gran y bella sabiduría pueda llenar mi copa. Que de verdad es un poco così, incierta como un sueño, mientras tu sabiduría es pura y puede brillar aún más, ella que ha brillado con el esplendor de tu juventud y por el otro ha hecho chispas delante a más de treinta mil griegos, que toman todos mis testigos!”

(Pero se dan cuenta de cuanto nos sea de interdisciplinar en este texto clásico: como el agua que, a través un hilo de lana, pasa de la copa más llena a la más vacía.: ¿cómo sucede? Es un fenómeno capilar o de vasos comunicantes? Hermoso! Se vea también lo siguiente http://en.wikisource.org/wiki/Popular_Science_Monthly/Volume_16/February_1880/Ancient_Methods_of_Filtration)

Volviendo a "La República", en el texto platónico se lee también:

«En conclusión», reprende, «la aritmética, la geometría y toda la educación propedéutica que viene impartida antes de la dialéctica deben ser propuestas fin desde la infancia, pero sin conferir a la enseñanza una forma constrictiva».

«¿Y por qué?» «Porque», responde, «el hombre libre no debe aprender nada con la constricción. Las fatigas físicas, aún si son enfrentadas por fuerza, no empeoran lo estado del cuerpo, mientras ninguna cognición introducida a fuerza en el ánimo les queda».

«Es verdad», confirmó.

«Entonces, queridísimo», continúa, «no educar los niños en los estudios a fuerza, sino en forma de juego: de este modo sabrás discernir aún mejor las propensiones naturales de cada uno».

No basta; podemos ir aún más atrás de Platón, que no nos olvidamos es 428-348 a.C; podemos volver a Eráclito que nos es noto sólo a través un centenar de fragmentos y que igualmente no era cierto un modelo de claridad tanto de ser sobrenombrado “el oscuro” incluso por Sócrates!

Dice Eráclito en uno de los fragmentos (y atención nos lo trae Diógenes Laerzio en las Vidas de los filósofos):

Eráclito, Fragmentos Efeso, 535 a.C. – Efeso, 475 a.C

« πολυμαθίη νόον (ἔχειν) οὐ διδάσκει· Ἡσίοδονγὰρ ἂν ἐδίδαξε καὶ Πυθαγόρην αὖτις τε Ξενοφάνεά (τε) καὶ Ἑκαταῖον. » (Diógenes Laerzio, Vidas de los filósofos, IX, 1; frammento 40)

«Saber muchas cosas no enseña a tener inteligencia: lo habría de otro modo enseñado a Esiodo, a Pitagora y luego a Senofane e ad Ecateo.»

No logro a llegar más atrás, pero hemos llegado casi 600 años antes de Plutarco. Tengan bien en vista la palabra de Eráclito: πολυμαθίη, en italiano polimazia.

¿No saben qué es la polimazia? Bien, están en buena compañía.Encontrarán un examen detallado del término aquí: http://adrianomaini.tumblr.com/post/16784962829/la-polimazia-cenni-storici#.VANzVEg0c38

Por cuanto sea un término en desuso y ahora desterrado de tantos vocabularios italianos la Polimatia o Polimazia tiene a través de los siglos constituido un caso en el mundo de la especulación. A nivel puramente filológico el Battaglia, debajo la voz anota ”Conjunto de muchos conocimientos sobre argumentos variados y sin sistematicidad; erudición poco orgánica: en particular en la terminología kantiana, las adquisiciones racionales distintas del conocimiento de los hechos históricos”

Otras fuentes

Sobre Plutarco: http://research.omicsgroup.org/index.php/Plutarch
Sobre Moralia: http://research.omicsgroup.org/index.php/Moralia

2 comentarios :

  1. Sé el trabajo, tiempo, esfuerzo que todo este artículo te ha supuesto y antes de nada, he de felicitarte por ello.
    Siempre pones empeño en lo que haces pero en esta ocasión sé cuánto, cuánto, cuánto... has tenido que investigar. Has puesto es práctica alimentar la mente, iluminarla... en todos los sentidos...
    El saber no ocupa lugar y te hace crecer.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  2. La verdad que yo no puedo asegurar con certeza cuánto te ha costado realizar esta entrada ni cuánto has tenido que investigar, una persona que conozco diría: por lo extenso de la entrada podría parecerlo. Bueno, yo no estoy muy de acuerdo con eso, pero ese es otro tema.
    Si ciertamente el trabajo de investigación ha sido tal, pues te felicito, desde luego está todo muy bien documentado y eso siempre es de agradecer. Como el blog donde has recabado toda esta información en el cual he entrado y husmeado un poco y es un blog serio y con información muy bien tratada, así que creo que él también se merece una felicitación.
    Lo que no sé es lo que pensaría el buen hombre si viese parte de su trabajo adornado con unas fotografías así.
    Así mismo tampoco sé lo que pensaría Plutarco de que una cita de su Moralia (el título ya da una pista) sirviese para un ámbito fuera de la educación de los niños y jóvenes y no creo que cuando él pronunció esta cita en el libro III del primer tomo del Moralia (que por cierto, me he leido) estuviese pensando en cómo se puede excitar los sentidos en algunos casos privándonos de uno de ellos, en otros con pequeños estímulos y en otros con roces y frotamientos que hacen saltar la chispa. Y que lo importante no es llenar la vagina de una mujer, cual recipiente. Creo que no entraba esto en su pensamiento, no era educación sexual la que pretendía Plutarco con su Moralia.
    Y obvio esto no es una crítica, que no soy quién para eso, sino simplemente una opinión de esta humilde comentarista.
    Ciertamente la autoría de esta frase tiene para una entrada a parte. A Quintiliano también se le ha adjudicado esta cita, según algunas fuentes, dicha en su institutio oratoria, he de decir que me he leido dicha obra y aunque pueda haber pensamientos coincidentes ciertamente la cita como tal no se encuentra.

    Lo que sí se puede decir es que Moralia ha sido un referente en la educación y la pedagogía (coincidentemente con el institutio oratoria de Quintiliano).

    Desde luego que es importante estimular la mente, brindarle esa chispa que haga que se ponga en funcionamiento y vaya en busca de la verdad y el conocimiento. Así que si esas fotografías fueron la chispa que sirvieron para que fueras en búsqueda del conocimiento, bienvenidas sean. Quizá éste pueda ser un método de estudio que podemos patentar.

    Recomiendo desde luego la lectura de Moralia, así como la de estimular los sentidos hasta la excitación más primitiva y el estallido más glorioso...pero hacerlo a la vez no me siento capacitada de recomendarlo.

    Una unidad que estimule.

    ResponderEliminar